Todo lo que necesitas para invertir en criptomonedas: tipos, definición, origen, compraventa y e-wallets

Todo lo que necesitas para invertir en criptomonedas: tipos, definición, origen, compraventa y e-wallets

Las criptomonedas son el producto financiero por excelencia del siglo XXI. Desde la aparición del Bitcoin en 2009, las divisas electrónicas se han ido convirtiendo en un producto preciadísimo por inversores del más distinto calado —desde expertos de las nuevas tecnologías hasta los traders más clásicos—.

Tanto es así que el precio del BTC, por ejemplo, que hace diez años no pasaba de unos céntimos de dólar, se mueve ahora con normalidad en torno a los 10.000 dólares (por no hablar de que rozó los 20.000 en 2017).

En este artículo trataremos algunos de los puntos básicos e iniciales que alguien que aspire a ser inversor en criptomonedas debe tratar:

Qué son

Según la web economipedia.com, las criptomonedas serían “un tipo de moneda digital que utiliza la criptografía para proporcionar un sistema de pagos seguro […] que no existen de forma física pero que sirven como moneda de intercambio, permitiendo transacciones instantáneas a través de internet y sin importar las fronteras”.

A esto le podríamos añadir, además, que las criptodivisas suelen seguir también el patrón marcado por el BTC tras su nacimiento, estableciéndose como proyectos descentralizados y no dependientes de un organismo central o controlador.

No obstante, existen excepciones a este caso, como en el caso del Ripple.

Nacimiento

Las criptomonedas como tal nacen un 3 de enero de 2009, día en el que el conocido como Satoshi Nakamoto saca a la luz el resultado de un proyecto de años y la primera divisa electrónica de la historia: el Bitcoin.

La intención del proyecto tiene un componente ciertamente ácrata desde su inicio, ya que nace como un desafío al sistema financiero internacional.

Al final, el BTC y el sistema blockchain en el que se basa permiten que exista toda una red económica y financiera completamente independiente de organismos reguladores públicos o de la influencia de las grandes firmas bancarias. He ahí, quizás, su parte más cautivadora.

Formas de operar: e-wallets y CFDs

Hay diferentes maneras de entrar en el mundo de la compraventa y la especulación con criptomonedas. Por ejemplo, una de ellas es la de recurrir a las e-wallets, que cuentan con la posibilidad de operar en bitcoin y otras divisas electrónicas.

Por otra parte, una e-wallet no solo almacena criptomonedas, sino que guarda las contraseñas de un usuario para acceder o demostrar su propiedad. Su popularidad también está creciendo en conjunción con el boom de las criptomonedas, por ejemplo, MercadoLibre ya está preparando el lanzamiento de una billetera electrónica en México.

Con el servicio actual de Mercado Pago pueden enviarse las tradicionales transferencias de dinero, pero muy pronto los mexicanos tendrán la posibilidad de depositar una parte de sus ahorros en el monedero electrónico, en forma de fondo de inversión.

Por otra parte, los Contratos por Diferencia o CFDs son también una forma muy recurrida a la hora de intentar buscar beneficios con la compraventa de criptomonedas.

Lo curioso de este tipo de producto financiero es que el comprador nunca llega a poseer el activo en sí —en este caso, la criptomoneda—, sino que simplemente opera sobre su valor, intentando beneficiarse de las caídas o subidas en el precio.

A la hora de invertir con este producto (CFDs), eso sí, hay que tener muy en cuenta el riesgo que ofrecen, altísimo. Debido a la alta volatilidad de las criptomonedas y al hecho de que los productos derivados pueden suponer pérdidas superiores al capital inicial invertido, es muy necesario operarlos con extrema cautela.

Tipos de criptomonedas

Por supuesto, el Bitcoin, del que ya hemos ido hablando a lo largo del artículo, es la criptomoneda más importante del mercado, un estatus que parece muy difícil que cualquier otra cripto le vaya a arrebatar en el corto plazo.

La divisa de Nakamoto sigue siendo la que cuenta con una mayor capitalización, muy por encima de la de sus competidores, así como con una notoriedad social superior.

De hecho, tenemos algunos ejemplos de países sudamericanos para los cuales las criptomonedas, y en especial bitcoin, están siendo toda una revolución en este momento, como Colombia.

Esto, sin embargo, no quiere decir que sea la única. Por el mercado circulan miles de criptomonedas diferentes, algunas de las cuales ofrecen características únicas y muy interesantes: Bitcoin Cash, Litecoin, Ripple, Dash, XLM, o Ethereum, por poner solo unos ejemplos, son algunas de las que más fama han ganado en los últimos tiempos.

A la hora de encontrar la divisa electrónica que mejor se adapte a tus características como inversor, alguno de los detalles clave para tomar una decisión son la volatilidad, las perspectivas de futuro, su adaptabilidad al mercado del día a día, sus apoyos en los grandes estamentos financieros o su capacidad de lidiar con las regulaciones nacionales y supranacionales. Y, por supuesto, también el precio.

Compartir en:
Avatar for Juan Luis Bermudez

Juan Luis Bermudez

bloguero apasionado por las aplicaciones web, software, apps móviles, SEO, redes sociales y tecnología en general.