¿Qué necesitas para ser un desarrollador de apps móviles?

¿Qué necesitas para ser un desarrollador de apps móviles?

A más de uno nos resultaría difícil calcular cuántas horas al día dedicamos al uso de nuestros teléfonos móviles. Además de utilizarlos para comunicarnos, los smartphones o tablets, se han vuelto indispensables para un sinfín de actividades. Cada día pasamos horas pegados al móvil para realizar compras, jugar, leer noticias, ver videos o, simplemente, para saber qué tiempo va a hacer. Y, lo cierto es que existen aplicaciones móviles para todo lo que te puedas imaginar. Aprender idiomas, ponerte en forma, buscar empleo, encontrar pareja, las opciones son ilimitadas. Por tanto, ser desarrollador de apps, puede ser una idea bastante atrayente y, con muy buenas perspectivas laborales. Si estás interesado en Aprender Desarrollo de Apps Móviles, continúa leyendo el artículo.

El desarrollo de aplicaciones móviles es el proceso de creación de software destinado a dispositivos móviles. El desarrollador tiene la oportunidad de crear una app desde cero en un periodo relativamente corto. Por regla general, los desarrolladores perfeccionan sus habilidades en función del sistema operativo en el que desean trabajar, Android o iOS. Sin embargo, pueden capacitarse para trabajar en ambos sistemas operativos. Esto, sin duda, te haría mucho más competitivo en el mercado laboral. Es normal que si te estás planteando dedicarte a desarrollar aplicaciones móviles, tengas dudas sobre cómo iniciarte en esta profesión. A continuación, intentaremos aclarar todas tus dudas.

Cómo iniciarte en el desarrollo de aplicaciones móviles

Lo normal es que, en un principio, te preguntes qué necesito, Cómo ser Desarrollador de Apps Móviles. Pues bien, para empezar, el requisito fundamental que necesitas es tener muchas ganas de aprender, pues, como todo en la vida, es cuestión de voluntad.

Como hemos comentado anteriormente, existen dos plataformas diferentes, iOS y Android, por tanto, deberás decidir en cuál te gustaría especializarte. Aunque formarte en ambos sistemas operativos puede abrirte aún más puertas en el mercado laboral, puedes empezar por uno y poco a poco ir formándote en el otro. Una vez que tengas esto claro, debes decidir cómo quieres lograrlo, ya que no existe un único camino para convertirte en desarrollador de aplicaciones. Desde realizar estudios universitarios a ser autodidacta. No obstante, si quieres una buena formación práctica y que te ahorre tiempo y dinero, la opción más atractiva es un bootcamp.

¿Qué es un bootcamp?

Un bootcamp es una metodología de estudio intensiva orientada a adquirir conocimientos prácticos sobre el desarrollo de software. Suelen tener una duración entre uno y tres meses, tiempo en el que conseguirás adquirir rápidamente los conocimientos necesarios para poder acceder a puestos de trabajo. Además de su corta duración, otro atractivo que poseen es que son fundamentalmente prácticos, pues están orientados a que los alumnos se incorporen rápidamente al mercado laboral. Además, están dirigidos a cualquier persona que desee reinventarse profesionalmente y, a su vez, tampoco exigen requisitos mínimos para cursarlos.

Beneficios de ser desarrollador de apps

Como toda profesión, ésta también tiene sus ventajas y sus atractivos de cara al mundo laboral.

  • Aumento de las oportunidades de trabajo: la principal ventaja es que además de trabajar para una empresa, también tienes la oportunidad de ser emprendedor y dedicarte a desarrollar tus propias aplicaciones.
  • Aumento de los ingresos
  • Trabajar desde casa
  • Aprendizaje continuo

También te podría gustar...