La importancia de la monitorización para garantizar la disponibilidad de los activos

La importancia de la monitorización para garantizar la disponibilidad de los activos

La era de la digitalización se ha extendido no solo a nuestros hogares, sino también al mundo empresarial. Por ello, es importante contar con herramientas de prevención ante posibles amenazas que puedan producir la pérdida de recursos o alterar el ritmo habitual de trabajo. Podemos definir la monitorización de infraestructuras como un proceso de seguimiento de parámetros críticos en los dispositivos físicos y virtuales de la infraestructura de una organización. Su función es garantizar el óptimo rendimiento, la disponibilidad y el buen funcionamiento de todos los dispositivos de una red. Los servicios de monitorización de infraestructuras tienen como finalidad anticiparse a los problemas que puedan surgir en las infraestructuras IT. De ahí, la importancia de la monitorización.

La mejor forma de reducir los trastornos en la producción y de minimizar la duración de los mismos, es tener una actitud proactiva y adelantarse a los imprevistos. La monitorización permite tener una visión globalizada y en tiempo real del estado de las infraestructuras las 24 horas del día. No obstante, en algunos casos, la monitorización no logra impedir la caída de los recursos. Sin embargo, la información generada por el monitoreo, permite reducir considerablemente los tiempos de diagnóstico de la avería y su resolución, algo muy importante en estos tiempos con la digitalización de las empresas y la importancia que ha cobrado el teletrabajo.

Aspectos sobre la importancia de la monitorización

Como hemos comentado con anterioridad, el monitoreo puede ayudar a prevenir las incidencias que puedan alterar el funcionamiento normal de las infraestructuras. Del mismo modo, con el servicio de monitorización del Cloud, se pueden prevenir errores de funcionamiento en la nube. Para ello, mediante la configuración de alarmas específicas, el monitoreo de los servidores permitirá la detección de una serie de errores con antelación. Algunos de estos errores pueden ser:

  • La pérdida de conexión de los servidores
  • Los fallos del disco duro o de seguridad
  • Problemas de memoria
  • Calentamiento del hardware
  • Sobrecarga de componentes, etc

Además de detectar alguno de estos posibles errores, la importancia de la monitorización va algo más allá. Las herramientas de monitorización también nos permiten detectar el origen del problema. Gracias a esto, podemos dar una respuesta más rápida y ofrecer distintas soluciones según el problema. A su vez, los usuarios disfrutarán de una mejor experiencia, disminuyendo las quejas recibidas y reduciendo el volumen de trabajo del departamento de atención al cliente.

Ventajas de la monitorización de las infraestructuras y el Cloud

Ahora que ya hemos visto la importancia de la monitorización, vamos a hablar sobre algunas de sus numerosas ventajas. Algunos de los beneficios que aportan las herramientas de monitorización de infraestructuras son:

  • La reducción de los costes
  • Ahorrar tiempo en el mantenimiento de IT
  • Mejora de la experiencia del cliente
  • La prevención y detección anticipada de posibles amenazas o errores del sistema
  • La realización de inventarios de los sistemas informáticos
  • Informes personalizados de las infraestructuras
  • Conocer el estado de disponibilidad en tiempo real

En cuanto a la monitorización del Cloud, también podemos enumerar algunas ventajas interesantes:

  • La baja probabilidad de fallos asegura una mayor seguridad
  • La facilidad de acceder a la información desde puntos diferentes simultáneamente y desde cualquier lugar con conexión a internet
  • La prevención de errores optimiza el rendimiento
  • Los datos más importantes se unifican desde una misma plataforma

También te podría gustar...