Una correcta iluminación es vital para el trabajo, la productividad y la salud

Una correcta iluminación es vital para el trabajo, la productividad y la salud

A diferencia de muchos animales, que tienen más potenciados otros sentidos, los humanos tenemos una gran dependencia de la visión.

Por ello es muy importante disponer de una correcta iluminación en nuestro entorno, fundamentalmente cuando ya no hay luz natural, pues el caso contrario puede suponer un problema.

Una iluminación inadecuada nos obligará a hacer un esfuerzo visual que puede pasar factura y afectar a nuestra salud: problemas de visión, dolor de cabeza, cansancio, etc.

Además de los problemas de salud, cuando trabajamos con una iluminación inadecuada, no contar con una correcta iluminación puede suponer un descenso en la productividad.

Cómo debe ser una correcta iluminación

Una iluminación correcta o adecuada nos ayuda a realizar nuestras tareas sin grandes esfuerzos y de forma confortable.

Esta correcta iluminación, sobre todo en nuestro trabajo donde pasamos muchas horas de esfuerzo visual, debe ser indirecta y apropiada.

Es importante que esta luz indirecta no deslumbre y no produzca reflejos en los monitores de los PCs y otras superficies.

La correcta iluminación en la oficina puede ayudar a la disminución del absentismo, el aumento de la productividad y a incrementar la motivación.

Como podéis comprobar, no solo nuestra salud puede resentirse de una iluminación inadecuada, también nuestro desempeño laboral o profesional.

Una correcta iluminación es vital para el trabajo, la productividad y la salud

La iluminación para crear un buen entorno

Por supuesto, la mejor iluminación procede de la luz natural. En ocasiones insuficiente, por lo que habrá que potenciarla de forma correcta.

La otra alternativa pasa obviamente por el empleo de luz artificial. Los fluorescentes con difusor son adecuados para protegernos de la luz directa.

Si aún así la iluminación nos sigue pareciendo insuficiente, es posible recurrir a lámparas de oficina.

Estas lámparas nos servirán para iluminar zonas concretas, como por ejemplo el teclado del ordenador.

No olvides que tu eres el más indicado para descubrir si estás empleando una correcta iluminación. Si te fatigas o notas problemas visuales es que algo no está correcto.

Luces LED para estudiar

Una correcta iluminación es vital para el trabajo, la productividad y la salud

Ya hemos hablado de la correcta iluminación para disfrutar de un entorno de trabajo confortable y productivo.

Ahora toca ser un poco más específicos, nos centraremos en la iluminación para los que dedican horas a estudiar.

Son muchos los que recomiendan las bombillas LED para los ambientes de estudio, en las lamparas de escritorio o flexos.

Este tipo de iluminación tiene varias ventajas, como por ejemplo el ahorro económico en el consumo eléctrico o su largo ciclo de vida útil.

Las bombillas LED nos permiten elegir el tipo de luz, siendo la luz blanca una de las más recomendables para la lectura y el estudio.

La luz blanca es buena para evitar la fatiga, al mismo tiempo ofrece una gran sensación de luminosidad.

Conclusiones finales sobre la correcta iluminación

Disponer de una iluminación adecuada es necesario para evitar problemas de salud, fatiga y otros factores.

Además de preocuparte de la luminosidad de la estancia de trabajo o estudio, recuerda que siempre es importante descansar de tus tareas cada cierto tiempo.

Cuida también la iluminación exterior, si dispones de un jardín o terraza, seguro que te gusta disfrutar de la lectura al aire libre.

La salud visual es muy importante, invertir en una buena y correcta iluminación es siempre una gran inversión.

Juan Luis Bermudez

bloguero apasionado por las aplicaciones web, software, apps móviles, SEO, redes sociales y tecnología en general.